ATLAS.ti como posibilidad para el docente investigador de representaciones sociales

November 17, 2014

Autora: Claudia Ávila Vanegas

El hombre es hombre, y el mundo es mundo. En la medida en que ambos se encuentran en una relación permanente, el hombre transformando al mundo sufre los efectos de su propia transformación (Paulo Freire)

Introducción

En el campo de la educación convergen de manera natural distintas ciencias y disciplinas del conocimiento abordadas desde diferentes tendencias epistemológicas y teóricas. Así, las acciones pedagógicas se configuran en el quehacer diario de los docentes, llevando de manera implícita una articulación de conocimientos y saberes; esta situación genera construcciones de significados a partir de los cuales percibimos y representamos lo que sucede en el proceso de la enseñanza y aprendizaje e inherente a él, la evaluación. Una manera de acercarnos a los elementos y significados construidos como resultado de la riqueza y complejidad de la educación es el camino de las representaciones sociales (RS). Como tendencia teórica de la psicología y la sociología, las representaciones sociales comprender el sentido de las relaciones personales y colectivas alrededor de diferentes prácticas sociales, convirtiéndose en dispositivos que pueden fortalecer practicas positivas y la identidad frente a las mismas o lograr transformar aquellas prácticas nocivas a través de la reconstrucciones de los significados.

Las representaciones sociales

Las representaciones sociales, desde la perspectiva clásica de Moscovici y Jodelet, serían modelos organizados y jerarquizados de conocimiento colectivo expresados en juicios, opiniones, creencias, saberes y actitudes, que a su vez son materializadas en las diversas formas de interacción comunicativa.

En Educación, las representaciones sociales se han constituido en una opción para conocer los conceptos y construcciones de diferentes objetos de estudio que permiten comprender las relaciones y prácticas desarrolladas a través del proceso educativo. Sabemos que hay un fuerte llamado para los docentes al desarrollo de la investigación, tratando de hallar la conformación del docente investigador que consolide el status profesional de esta labor a través de su práctica.

Desde una perspectiva alternativa en investigación, el docente se preocupa por la cotidianidad del hecho educativo y lo problematiza para reflexionar y buscar posibilidades permanentes de mejoramiento y o comprensión de los fenómenos asociados al proceso de enseñanza, aprendizaje y evaluación. Esta misión requiere más allá de la voluntad, el respaldo formativo de orden teórico y conceptual alrededor de la metodología de la investigación que le permita tener las bases y lógicas necesarias para hacer de la investigación un proceso con status académico y de impacto en el quehacer pedagógico.

Acercarse a la investigación requiere resolver algunas preguntas básicas:

  • ¿qué implica este proceso?
  • ¿Qué avances ha tenido la investigación en relación a sus paradigmas y tendencias epistemológicas y teóricas, métodos y técnicas?
  • ¿Qué avances tecnológicos o software pueden soportar la confiabilidad, credibilidad y veracidad de una investigación?
  • ¿Cuáles de estas son más propicias para el análisis de nuestro objeto de estudio?

Inicio de una docente en la investigación de representaciones sociales

Con este artículo, queremos compartir la manera cómo hemos ido abordando la formación en investigación en el campo específico de la evaluación de los aprendizajes a partir de la experiencia como estudiante en la Maestría de Evaluación y Aseguramiento de la Calidad Educativa en la Universidad Externado de acuerdo a la línea de investigación seleccionada. Para tal experiencia decidimos emplear la teoría de la representaciones sociales buscando responder a la pregunta:

¿Cuáles son las representaciones sociales que tienen los estudiantes del ciclo I y II del Colegio Eduardo Umaña Luna (IED), en la ciudad de Bogotá, Colombia, sobre la evaluación de sus aprendizajes?

Esta pregunta de investigación se ha contextualizada en propuesta de reestructuración curricular por ciclos de la Secretaría de de Educación del Distrito (SED) de Bogotá, con el fin de hallar resultados para visibilizar la participación de los estudiantes en ésta iniciativa y su coherencia con la propuesta distrital en relación a las prácticas evaluativas. Para ello, nos ubicamos en la metodología cualitativa de investigación como el medio más pertinente para buscar información en datos textuales abiertos, los discursos y el contexto, teniendo especial cuidado en el manejo de la información, “mediante el uso de una codificación lingüística y de orden estructural significativo” (Bautista, 2011).

Retomando la propuesta del docente investigador Hugo Cerda en relación a los paradigmas de investigación, nos reconocemos en el paradigma cualitativo-interpretativo, entendido como la profundización en la comprensión de por qué la vida social se percibe y experimenta de determinada manera y cómo esto afecta la estructuración sistemática de la vida social y personal. Bajo esta tradición la realidad es un constructo social, en consecuencia su perspectiva epistemológica se fundamenta en el constructivismo donde el conocimiento es más que la descripción de la realidad porque se constituye en modelos que son resultados de la construcción y reconstrucción de las lógicas de interacción entre las personas y el mundo, con la intencionalidad de ir más allá de las generalizaciones y aportar a la identidad de los grupos sociales.

El modelo a seguir para hallar los resultados de la investigación es un método propio de la teoría de las representaciones sociales y Jean Claude Abric inspirado en Moscovici, lo presenta como un enfoque estructural que consiste en el estudio de la organización y jerarquización de los elementos constituyentes de la representación, es decir, el de su contenido y el de su estructura. En relación a su estructura, dichos elementos han sido llamados núcleo central y sistema periférico. En el núcleo central hace referencia “a los elementos de la R.S. que se encuentran directamente ligados y determinados por las condiciones sociales, históricas e ideológicas, vinculadas a la memoria social de un grupo y a las normas que lo rigen, desde las cuales se configuran las creencias y pensamientos más sólidos, coherentes y estables de la representación (Abric,1993). Por su parte, el sistema periférico tiene un carácter meramente funcional (Abric, 1993; Aguirre, 2004), de adaptación a las particularidades del contexto y el uso que el sujeto le da a la RS en determinadas situaciones, sujetas a creencias y experiencias personales.

Para consolidar el núcleo central y periférico de las representación sociales sobre evaluación de los aprendizajes, es necesario implementar unas técnicas específicas que permitan recolectar desde diferentes fuentes la información necesaria, para ello se usara el análisis de material discursivo a través de cuestionarios, asociación libre de palabras e imágenes y focus group.

ATLAS.ti: facilitador de la credibilidad de una investigación cualitativa

Dadas las características metodológicas de la investigación, encontramos la conveniencia de usar el software de análisis cualitativo de datos ATLAS.ti, que pareciera diseñado para éste tipo de investigación, reconociendo que su aplicabilidad es bastante amplia en diferentes áreas que desde lo cualitativo pretendan dar validez, credibilidad y veracidad a sus investigaciones.

ATLAS.ti, cuenta con unas herramientas que facilitan la organización y manejo de la información, textual, oral o gráfica que se haya seleccionada como importante o interesante, permitiéndonos establecer códigos que luego se pueden constituir como categorías, redes de conceptos y la elaboración directa de informes con las referencias textuales necesarias.

Pero ¿cómo opera este sistema? No pretendemos dar una tutorial al respecto. Sino queremos expresar nuestra experiencia como estudiante de maestría y como docente, en la utilización del ATLAS.ti como medio facilitador para sistematizar temáticas propias de la pedagogía y la educación, que a largo plazo puede ser un medio para formarnos como docentes investigadores.

El programa crea una unidad hermenéutica de análisis e interpretación de datos que brinda las siguientes herramientas:

1. Guarda un número de archivos que pueden ser consultados de forma directa para su revisión. Ver figura 1 abajo.

Figura 1. Ejemplo de fuente de información (documento primario)

Figura 1. Ejemplo de fuente de información (documento primario)

  1. Al seleccionar partes del texto (palabras, frases, oraciones o párrafos, partes de una imagen o un discurso oral) de interés o importancia para el investigador, permite la codificación directa. Por medio de esto, conceptos pueden llegar a consolidarse como categorías de análisis. Ver figura 2.
Figura 2. El proceso de codificación del texto

Figura 2. El proceso de codificación del texto

  1. Los textos codificados quedan citados y se pueden acceder a ellos de forma directa, así mismo se pueden crear memos que nos recuerden algunas ideas o referencias importantes.  Ver figura 3 abajo.
Figura 3. Citas, códigos y memos

Figura 3. Citas, códigos y memos

  1. Es posible generar redes que representan relaciones de tipo semánticas entre códigos.  Por medio de éstas, el investigador refleja la interpretación del texto, pudiendo establecer semejanzas, relaciones, núcleos centrales, núcleos periféricos, categorías relevantes, entre otros. Además, es posible insertar a la red las citas textuales que han sido previamente vinculadas a códigos.  Así, se conecta la interpretación con la evidencia. Ver figura 4 abajo.
Figura 4. Red conceptual y citas textuales vinculadas a códigos

Figura 4. Red conceptual y citas textuales vinculadas a códigos

  1. A partir del administrador de redes, el programa permite la elaboración de informes, precisando las fuentes. Así, el programa facilita la codificación de la información, la categorización, la creación de redes estructurales, informe sobre hallazgos y posible teorización, si es el caso.

En el proyecto de investigación descrito anteriormente, ATLAS.ti es una herramienta fundamental en el análisis de datos y la estructuración de las RS sobre evaluación de aprendizajes, de acuerdo a la información que sea sistematizada como fruto del diseño metodológico. El programa permite la integración en el análisis de diferentes métodos de recolección de datos, tales el estudio de casos, el diario de campo, estudios etnográficos, y otros. Esto a su vez permite la triangulación efectiva de la información y por tanto incrementa el nivel de validez y credibilidad de las investigaciones, para nuestro caso de orden pedagógico y educativo.

Finalmente, el docente está invitado a reconocerse como protagonista de un campo complejo de prácticas sociales, apropiándose de los fundamentos teóricos y prácticos ofrecidos por la investigación y la tecnología para comprender, recrear y reconstruir nuevas perspectivas en la educación y la evaluación. ATLAS.ti es una herramienta que permite redescubrirnos a través del discurso y su análisis.

Referencias bibliográficas

Abric, J-C(2001) Practicas sociales y Representaciones Mexico, Coayacan.

Aguirre, E. (2004). Representaciones sociales y análisis del comportamiento social. En E. Aguirre y J. Yañez. Diálogos 3. Discusiones en la Psicología contemporánea. Bogotá, D.C.: Universidad Nacional de Colombia.

Bautista, N.(2006)Proceso de Investigación cualitativa, epistemología, metodología y aplicaciones.

Cerda, H (1993) Los elementos de la Investigación . Bogotá, ed. El Buho

Jodelet, D. (1986). La representación social: fenómenos, concepto y teoría. En S. Moscovici, Psicología Social II . Barcelona: Paidós.

Moscovici, S (1979) Psicoanalisis, su imagen y su publico. Ed. Huemul, Buenos Aires, 2da. edición. Cap. I, pp. 27-44.

Varguillas, C. (2006). El uso de ATLAS.ti y La creatividad del investigador en el Análisis cualitativo de contenido. UPEL. Instituto Pedagógico rural el Mácaro. Slaurus: Revista de Educación, Vol. 12. pp. 73-8 en http://lae.unsl.edu.ar

Sobre la autora

foto-KlaudiavilaDocente de Básica Primaria de la Secretaria de Educación de Bogotá, licenciada en Psicología y Pedagogía de la Universidad Pedagógica Nacional, estudiante de maestría en evaluación y aseguramiento de la calidad educativa de la Universidad Externado de Colombia y participante de la red internacional de asesores expertos en investigación en educación “De la Investigación a la práctica”.